martes, 8 de abril de 2014

Elegir el nombre de nuestros hijos, tarea fácil?

¿Qué razón os llevó a elegir el nombre de vuestros hijos?

En el caso de los míos, lo primero que tuve claro fue que no repetiríamos nombre de familiares cercanos, léase padres, abuelos y tíos. Por identidad y por práctica.

Otra cuestión que tuvimos en cuenta fue el primer apellido; ahora veo que influyó incluso más de la cuenta. Mi suegro es uruguayo y su apellido (y el de mi marido y mis hijos), además de apellidar, tiene un significado como adjetivo, así que no vale cualquier nombre. El apellido en cuestión es SOSA, muy típico de Uruguay y Argentina, por lo que nombres también bastante típicos de allí podían ser una opción, como es el caso de Marcela.

Realmente ese no era mi primero de la lista para mi hija, pero sí para nuestro hijo desde mucho antes de tener siquiera pensamiento de ser padres. Bueno, obviamente Marcela no, habría sido Marcelo. Y lo teníamos claro, pero cuando nos dijeron que lo que esperábamos era niña pues allá que nos introdujimos en el maravilloso mundo de la elección de nombre.

Y eso es lo que mola, no el tenerlo claro. Porque si la emoción de la primera parte del embarazo es la de saber si será niño o niña,  para los últimos meses la emoción llega del proceso de elegir nombre: pensar, buscar, hacer listas, comentar (pero sólo comentar) con familiares y amigos, hacer votaciones, quitar unos, añadir otros... y por fin, decidirse, y cuanto más tarde más emoción, o no?

Bueno, pues eso, que al principio Marcela ni se nos pasó por la mente. Había varios nombres que nos gustaban, algunos a mí, otros a mi marido y varios, la mayoría, a ambos. Descartamos los nombres de Mar, Marina o Carlota (zanahoria en valenciano) porque seguidos de SOSA pues como que daban lugar a mucho juego de palabras. Martina nos encantaba a los dos, pero una prima de mi marido, la única con niña, se lo había puesto a su hija y en ese momento no nos pareció oportuno. Como veis, los nombres que empiezan por Mar me encantan, jejeje.

El nombre de niña por el que yo más me inclinaba era Emma; me parece precioso. No es un nombre en el que yo pensara en ese momento, pero lo descartó una de mis mejores amigas para su hija, que nació unos meses antes que la mía, y lo vi claro, me lo quedaba yo - previo consentimiento de mi amiga, claro está -. Y aunque a mi marido no le gustaba tanto, ya casi estaba convencido. Hasta que...

      - Cariño, di Emma Sosa (una de mis amigas guetiles)
      - Ehhhmmm maaa ssossaaaa (marido de mi amiga, de Jaén, sonando algo parecido a "Es más sosa...")

Quedó descartado ipso facto. Con el tiempo recapacité y si hubiera tenido otra niña le habría puesto Emma (después de que mi amiga volviera a descartarlo para su segunda hija, jeje).

Lo de ponerle Marcela surgió así como si nada, de uno de nuestros amigos si no recuerdo mal, que estando en casa nos dijo que si no había sido Marcelo, que podía ser Marcela, que a él le gustaba la fuerza que desprendía. Y lo tuvimos claro los dos. La familia no tanto. Realmente es un nombre que o gusta mucho o parece horrible, pero a nosotros nos encanta.

Y el nombre de nuestro hijo? Aquí el requisito era que estuviera en consonacia con el apellido y con el nombre de su hermana. Y quizá os parezca extraño, pero cuando llegó el momento de elegir había un montón de nombres de niño que me gustaban, casi más que de niña: Teo (mi number one), Mario, Mauro, Rodrigo, Héctor, Nicolás, Martín... y el elegido, Bruno. Realmente mi elección era Teo como primera y Bruno como segunda. A mi marido no le molaba nada Teo y le enseñó a la niña lo de "Teo carapeo". Tampoco es que Bruno fuera de sus preferidos, pero él no tenía ningún favorito y después de haberme descartado Teo de aquella forma, pues qué menos. Después una de mis mejores amigas le puso Teo a su niño, la del marido jienense, así que espinita fuera.

Elegir el nombre de los niños
2ª vez que sale a jugar esta imagen en mi blog; no me lo tengáis en cuenta


Y vosotros, ¿qué cuestiones valorasteis? ¿Os costó mucho decidiros? ¿Ahora elegiríais otro nombre, o el mismo?



Miss y Míster Golosina en Facebook

miércoles, 5 de marzo de 2014

Miércoles Mudo (XXX): Carnaval Carnaval...

Disfraces de los niños en Carnaval
Y el del sábado en otro post, que celebramos el cumple pirata de Marcela



Miss y Míster Golosina en Facebook

viernes, 28 de febrero de 2014

Felicidades mi niña! Aquí tienes tu tortuga


Cumpleaños feliz! Cumpleaños feliz! Te deseamos todos... Cumpleaños feliz!

Y con esta cancioncilla y el tortugario en las manos, hemos despertado esta mañana a Marcela para felicitarle por su sexto cumpleaños. Mientras cantábamos nos ha regalado una maravillosa sonrisa, pasando a llorar desconsoladamente al ver la tortuga. Lágrimas por la emoción de ver que por fin tenía a su mascota; que por fin - tras casi año y medio - su madre había cumplido con la promesa, y que por fin iba a poder hacerse cargo de su amiga Juana.

Regalo de una tortuga para el cumpleaños


-------------------------------

La tortuga fue el premio prometido por cumplir con la tabla de recompensas hace más de un año. Os hablé de ella aquí. Nunca es tarde para cumplir las promesas, pero... se puede ser más #malamadre?



Miss y Míster Golosina en Facebook

jueves, 27 de febrero de 2014

Preparando un cumple que se nos va de las manos

Consecuencias de decir a tu hija que puede invitar a sus amiguitas/os del cole a su fiesta de cumple; que en su lista queden sin invitar sólo cuatro niñas y como te sabe mal que queden fuera, enviar la invitación a todas (13), pero dando por supuesto que fallarán algunas, que oye, a una semana vista la gente ya tiene montados sus planes para el finde - que me lo digan a mí, que hasta mediados de abril no tengo ni uno libre -.

Pues no! Acaba de confirmar la última mamá y... vienen todas. Y varias con hermanos. Qué alegría! Qué alboroto! Total, sumados a los niños de nuestros amigos sólo son 30.

Ah! Que hay que preparar 30 disfraces?! 30 parches? 24 faldas? No pasa nada, que para eso tenemos montado un taller clandestino en casa. Desde luego por nosotros que no quede, que si en lugar de dormir cinco horas cada noche hay que dormir dos, pues que así sea. Por mi niña lo que haga falta - me perdonen las #malasmadres -.

Preparando el disfraz para la fiesta pirata
Taller clandestino con obreros malpagados


(Entre nosotros, lo que realmente estoy desando es que llegue el domingo para dormir #Zzzzzzzzzz)



Miss y Míster Golosina en Facebook

martes, 4 de febrero de 2014

Manualideando: El cine de cartón de Marcela

Hoy traigo esta manualidad que hizo Marcela el domingo y que me encantó, primero por la idea, que surgió de repente, y segundo por el resultado, aunque aun hay que finiquitarlo.

El domingo por la tarde, después de haber estado haciendo postales para felicitar cumpleaños, Marcela me enseña un folio en el que había escrito unos pasos, los necesarios según ella para hacer un cine.

Me pidió una caja y la única que pude darle en ese momento fue la de galletas, que yo pensaba que le parecería pequeña, pero no. Nada más cogerla visualicé lo que ella quería, se lo dije y lo hice: recorté una de las caras y dejé completamente abierto uno de los laterales, por donde meter los dibujos.

No molaba que se viera el estampado de la caja, pero tampoco quería entretenerse en forrarla en ese momento, así que washitapeó el marco de lo que sería la pantalla y listo. Su intención es forrar el resto, pero vaya, que yo ya la encuentro monísima así, sobre todo teniendo en cuenta que fue pensado y hecho, en media hora, dibujos incluidos.

Después de recortar la caja me fui a correr - mi primera segunda vez, olé por mí! -. Pues cuando volví a la media hora ya había hecho 7 dibujos correspondientes a 7 cuentos, que son los que proyectaría en su cine de cartón, jeje. No era lo que yo pensaba que haría, ya que yo creía que haría varios dibujos de un mismo cuento, varios dibujos representando varias escenas, pero ella prefirió hacerlo así. Bueno, quizá ni se le ocurrió otra forma.

Lo que resultó fue esto:



Manualideando: Cine de cartón
1. Recortamos el frontal, dejando un marco
2. Quitamos un lateral para introducir por él las hojas con los dibujos
3. Decoramos el marco de la pantalla con washi tape

En esa foto se ve el cuento de La Caperucita Roja, pero como he dicho, hizo seis más. Eso en un rato de nada, ya digo, lo que tardé en irme y volver de correr-andar, no más de media hora.

Manualideando: dibujos para el cine de cartón
1. Los sietes cabritillos, representados en uno sólo porque, según ella,
no le cabían los siete.
2. Los tres cerditos, con pereza por dibujar a los otros dos.
3. La Cenicienta, con una de sus hermanastras. No la dibujó de princesa.


Manualideando: dibujos para el cine de cartón
4Blancanieves y los sietes enanitos. Según ella no le cabían los siete,
con lo monos que habrían quedado cada uno con
el gorro de un color, verdad?
5Peppa Pig. Aquí dibujó a la familia al completo.
6Ben y Holly, tan monos ellos.

Si me gustó que se le ocurriera la idea de hacer el cine, más me gustó cómo hizo los dibujos, con muchos detalles en cada uno, característicos de los cuentos en cuestión: la manzana de Blancanieves, la herramienta del enanito y su gorro de color o la escoba de la Cenicienta

Ya veis, una manualidad bien sencillita para que la hagan los niños prácticamente solos. En nuestro caso salió de Marcela, pero seguro que si se lo proponéis a vuestros peques les encanta la idea de hacer su propio cine. 

Y lo que les molará ir narrando el cuento mientras nos enseñan las imágenes que han hecho ellos mismos? Pues para eso sólo hay que completar los pasos que escribió Marcela antes de empezar: preparar sillas para todos, sentarnos y... disfrutar!



Miss y Míster Golosina en Facebook