viernes, 13 de febrero de 2015

No hay madres perfectas. 3 años de blog y un regalito


Vive y deja vivir. No hay madres perfectas
La quería en castellano, pero no he encontrado nada medianamente decente.
Vista en Pinterest


  • Lactancia materna o lactancia artificial?
  • Vivir en el campo, con los beneficios de la naturaleza, o vivir en la ciudad, con los perjuicios de la contaminación?
  • Mantenerlos sentados y sin ningún entretenimiento a la hora de comer, aunque con ello no consigamos que coman, o dejarles jugar mientras comen y entretenerles de mil y una formas con tal de que coman?
  • Obligarles a comer, o respetar su (falta de) apetito o su (dis)gusto por la comida?
  • Acostarte con ellos para que se duerman, e incluso colechar, o acostarlos y "ya te dormirás"?
  • Fumar delante de ellos, o no hacerlo jamás?
  • Gritarles cuando nuestra poca paciencia sobrepasa su límite, o no gritarles nunca?
  • Castigarles, o no hacerlo nunca convencidos de que no sirve de nada?
  • Premiarles como refuerzo positivo, o no hacerlo porque no es lo correcto?
  • Darles besos en la boquita, o considerar que darle besos en la boquita puede resultar antihigiénico y no dárselos?
  • Guardería o abuelos?
  • Portabebé ergonómico o mochila colgona?
  • Malamadrear sin niños, o llevarlos siempre con nosotras a todas partes?
  • Magdalenas caseras o bollería industrial?
  • Leerles cuento cada noche, o no hacerlo, con las ganas que tienes de que se duerman ya?
  • Decir tacos delante de los niños, o controlarse y no decirlos nunca?
  • Publicar fotos con su cara en internet, o pensar que ni de broma! Internet lo carga el diablo?

Y así podría seguir y seguir, y seguro que a vosotras se os ocurren mil y una parecidas.

Tranquilas, esto no es cuestionario para saber quién es la mejor madre del año, y menos aun la peor. En serio, alguien se cree con la autoridad moral de juzgar a otra madre por cualquiera de estas acciones? Y me da igual la dicotomía de leche materna o artificial que la de portabebé o mochila colgona. De todos estos ejemplos y de otros que se nos puedan ocurrir, hay varios que tienen una de las opciones buena y la otra mala menos buena; varios tienen ambas opciones buenas, ni mejor ni peor que la otra; otros pueden tener una correcta y otra claramente incorrecta, sin olvidar que hay algunos ejemplos de cosas que quizá se hacen por desconocimiento.

Dudo que conscientemente ninguna madre haga nada por dañar gravemente a su hijo, y seguro que la mayoría nos debatimos entre las diferentes opciones. Sobre cada una de ellas tengo mi propio criterio y opinión formada. En unos casos mi opinión es obvia y seguro que coincide con la mayoría, por ejemplo en lo de los tacos; ahí no hay debate, todos coincidiremos en que no deberíamos decirlos delante de los niños. En otros ejemplos, la opción elegida puede no parecernos la mejor, pero determinados condicionantes pueden llevarnos a ella, como podría ser el caso de vivir en la ciudad en lugar de en el campo, con lo sano que es respirar aire puro. O el caso de la lactancia artificial, que no conozco a nadie que diga que es mejor que la materna, pero como no ser la mejor no es motivo para desechar una opción que tampoco es mala, ya que hay otros factores (llámese dolor, llámese comodidad, llámese estética), pues hay quien opta por ella, o recurre después de probar la otra. También hay ejemplos en los que mi opinión no siempre ha sido la misma; de hecho, en el tema colecho (ocasional) mi opinión desde que nació Bruno dista bastante de la que tenía cuando solo estaba Marcela. Aun recuerdo llegar a pasarme dos horas con ella en brazos sentada en una silla en su habitación, sí, haciéndole compañía y atendiéndole durante esa racha de maldormir que tuvo durante un mes con un año y medio, pero todo con tal de no llevarla a nuestra cama. Ahora no lo haría ni de coña; ahora la cogería y la acostaría con nosotros, todos a dormir tan contentos, ella más que nosotros, también es verdad.

Y aquí me la juego, esperando explicarme bien. A mí personalmente me parece "peor" fumar delante de tu hijo que darle leche artificial. Lo segundo está demostrado que no es perjudicial aun siendo mejor la leche materna; fumar sí perjudica, lo mires por donde lo mires, ya sea por la toxicidad del humo o por el ejemplo que se les da y que pueden llegar a copiar. Y vaya, no sé si me equivoco, pero creo que si tuviéramos el poder de decidir entre que nuestros hijos en un futuro sean fumadores o no lo sean, todas, incluidas las fumadoras, elegiríamos la opción del no. Pero por el motivo que sea, hay muchas madres que fuman estando con sus hijos, y? Tengo muy buenas amigas que lo hacen y puedo asegurar que son madres excelentes, que quieren, protegen y cuidan a sus hijos de forma irreprochable. 

Y yo, me creo perfecta? Acaso la perfección existe? Yo, a pesar de saber y defender que no es correcto, digo mil y un tacos delante de mis hijos, y de los hijos de otros, que es aun peor. Vivo en ciudad, paso de irme al campo aun sabiendo que mis hijos podrían criarse mejor (o no, quién sabe). En Navidad mis hijos reciben tropecientos regalos; ahí, educándoles en la abundancia. Y grito, no creo que mucho, pero sí más de lo que me gustaría y de lo que debería. Ah! Y mis dos hijos se han criado con leche artificial después de probar la materna; Marcela desde los 20 días, Bruno desde su cuarto día de vida, y menos mal. Y encima tengo claro, o creo tenerlo, que si tuviera un tercero ni lo intentaría; no quiero imaginar volver a pasar por ese calvario de dolor; qué se le va hacer, soy una floja. Vaya, pues no parecen ejemplos de educación perfecta, pero acaso quiere decir que vaya a causar un trauma en mis hijos por algo de esto, o que estén desatendidos, o indica despreocupación como madre por mi parte? Está claro que no, y si alguien piensa que sí el problema está claro quién lo tiene.

Y todo esto puede resumirse en dos simples frases: "Vive y deja vivir" y "mírate el ombligo antes de juzgar a nadie".


Nota: No iba a dejar aclaratoria por si causa el efecto contrario, pero me arriesgo. Espero que se entienda el mensaje del post, que para nada es una crítica a ninguna de las opciones. Yo soy la primera que podría cambiar ciertas formas de actuar y no lo hago.


---------------------------------------------------------------------------


Y cambiando de tercio, espero que este post sea el de mi (re)vuelta definitiva al blog. He estado casi cinco meses sin publicar y lo he echado de menos. Estoy preparando cambios en el blog y mi idea era volver cuando estuviera todo listo, que esperaba que fuese ya, pero no ha sido posible. Así que, por qué publico hoy? Porque hoy hace 3 años de mi primer post. Sí, tres años desde que soy bloguera y nunca antes había regalado ni celebrado nada, y ya toca.

He comprado un boleto de la ONCE con el número 13212, la fecha del lanzamiento del blog, 13 de febrero de 2012, y si toca quiero repartirlo con vosotros como forma de agradeceros que estéis ahí. Lo más fácil y seguramente más justo creo que sería hacerlo con todos aquéllos que me dejéis un comentario al final de este post. Eso sí, identificaos bien, aseguraros de que sé quiénes sois (twitter, mail, perfil personal de FB... como queráis). El sorteo será el próximo viernes, día 20. Tenéis de tiempo para ser considerados como posibles beneficiarios todos aquéllos que comentéis hasta las 19:00 horas del mismo día del sorteo.

Aquí dejo copia de nuestro cupón ;)


Logotipo del Cuponazo 9.000.000 €
13212
SERIE 086
SORTEO
20/02/2015




martes, 23 de septiembre de 2014

Bienvenido otoño!!!!!!!!!!!

Hoy empieza el otoño - no, no empezó ayer -, esa estación tan especial que, por un lado, trae la vuelta a la rutina, es el comienzo de lo que será el resto de año, hasta que el próximo verano volvamos a soltarnos la melena, pasar de horarios y, con suerte, salir pitando de nuestra cueva. Pero por otro, es la estación de las sensaciones, de los recuerdos, de los planes.

Ya la palabra otoño me parece preciosa, cálida, acogedora. Con ese marrón que lo envuelve todo; no sé si os pasa, pero yo es leer o escuchar la palabra otoño y en mi mente aparece este color, y me encanta. Me devuelve a mi infancia, con los recuerdos de la vuelta al cole, el olor a lápices nuevos, a folios, al cajón de la cómoda de mi padre repleto del material escolar que nos compraba antes de empezar el curso y del que mi hermana y yo echábamos mano cada vez que nos hacía falta. Cómo nos gustaba ese cajón. Y cómo esperábamos con ansia el momento en que mi padre lo llenaba - uff, qué tontita me estoy poniendo -.

Recuerdos de las hojas caídas que crujían al ser pisadas mientras corríamos en el patio del colegio, o tras la merienda al salir a jugar a la calle con nuestros amigos. Recuerdos de esos paraguas y botas que nunca iban a juego pero que te protegían de la lluvia camino a casa, al cole o al parque; porque en mi infancia con lluvia se salía igual, y no íbamos al cole en coche, ni se paralizaba el mundo por cuatro gotas. Y yo no recuerdo detestar la lluvia tanto como lo hago ahora.

El otoño significa un hasta luego a esa permisividad descontrolada del verano; a las horas sin fin en la calle; a la ligereza en la ropa que tanto agradecemos la lavadora y yo; a esas tardes y noches de terraza y piscina en compañía de amigos; a esos helados que chorrean los vestidos nuevos hasta dejarlos fuera de juego. También, y con ganas, es un adiós al calor asfixiante, sin llegar al insoportable frío del invierno. Y es la estación de las fiestas de la Castanyada y de Halloween; por celebrar que no sea.

Es el momento de pensar en planes a largo plazo, de reorganizarnos, de caer en que el año llega a su fin con un montón de propósitos aun pendientes y de cosas que, cuando empiece el siguiente, aun quedarán por hacer. 

Y todo esto, en su conjunto, hace que en estos momentos el otoño sea mi estación del año favorita, lo mismo que la primavera cuando finaliza marzo o el verano días antes de mi cumple. 

Y a vosotros, qué estación del año os gusta más?

Otoño. Blog de una mamá
Fuente

jueves, 18 de septiembre de 2014

50 cosas sobre mí

Quienes seguís blogs habréis visto que últimamente muchos publican esto de "50 cosas sobre mí". No tenía intención de hacerlo, la verdad, pero donde apunto mis ideas para el blog me vi con varias listas sobre distintas cosas, todas personales, y me dije, por qué no? Obvio cosas evidentes, como que mi familia es lo más importante, que mato por la sonrisa de mis hijos, que soy amiga de mis amigos y cosas similares, en las que seguro coincidimos la mayoría.





ASÍ SOY YO
  1. Soy atea 
  2. Soy indecisa, muy indecisa 
  3. No tengo un color favorito, aunque a mis hijos suelo decirles que el lila o morado 
  4. Soy muy perri para dedicar tiempo a determinadas cosas que no me aporten nada interesante, tipo las plantas, planchar o ponerme cremas y mascarillas. Incluso maquillarme. Aunque más que pereza, yo lo veo pragmatismo 
  5. Soy emotiva hasta el punto de lagrimear viendo un partido de básquet de niños o la entrada a meta de una carrera de gente que ni conozco 
  6. Soy una persona asertiva, aunque unas veces me paso y otras me quedo corta 
  7. Colecciono tazas de lugares, tanto de los que visito yo como los que visitan familiares y amigos 
  8. Cada vez me gusta menos conducir 
  9. En cuestiones musicales vivo estancada en los 80-90 con el pop español. Tú ponme a Los Secretos, La Trampa, Los Romeos, Hombres G & cía. y me dará un subidón 
  10. Hay dos frases que mi padre me dijo de pequeña y me marcaron: "no desees para otros lo que no quieras para ti" y "las mentiras siempre se pillan". Lo de las mentiras lo tengo tan interiorizado que es uno de mis principios básicos 

MIS MANÍAS
  1. Tiendo los calcetines emparejados 
  2. No puedo guardar un cepillo o un peine sin quitarle TODOS los pelos antes 
  3. Limpio la escoba antes de guardarla, por poco que haya barrido 
  4. Tengo que llevar la ropa interior conjuntada; si no es así me encuentro a disgusto 
  5. Soy muy fan de hacer listas para todo 
  6. Maniobro las veces que haga falta hasta aparcar el coche perfectamente, volviendo a subir si me doy cuenta de que puede estar un poco mejor 
  7. Soy una maniática de la ortografía, lo que no quita que alguna vez me columpie 
  8. Cuando estoy leyendo pongo el punto de libro donde comienza el siguiente capítulo, y tengo que leer hasta ahí, no puedo dejarlo antes 
  9. La tapa del wc tiene que quedar bajada 
  10. Cuando me quito las lentillas, empiezo por el ojo derecho; cuando me las pongo, por el izquierdo. No me preguntéis por qué, me he dado cuenta hace un rato

ME GUSTA / NO ME GUSTA

Me gusta
  1. Adoro los mercadillos de Navidad
  2. Me encantan las reuniones y quedadas con amigos 
  3. Me pueden las chucherías, nivel bolsa por noche. Y cuanto más rosas / rojas mejor. 
  4. Me gustan las sorpresas, nunca quiero que me descubran un regalo antes de tiempo. 
  5. Me gusta la frescura y jovialidad de la primavera; el desbarajuste y ajetreo del verano; la bienvenida del otoño, y las fiestas y celebraciones del invierno. 
No me gusta
  1. No le encuentro la gracia a los típicos humoristas y sus sketchs. Sin embargo con un monólogo puedo acabar revolcándome de la risa
  2. No me gustan las pelis de ciencia ficción. Las históricas tampoco me apasionan 
  3. Detesto la lluvia, me pone de mal humor. Y si voy en coche me pone histérica 
  4. Me niego a tener animales en casa 
  5. No me gusta mi nombre 

MIS DEFECTOS
  1. A pesar de mi eterno propósito de cambiarlo, uno de mis grandes defectos es la impuntualidad. Ojo! No es por perrear, lo contrario, es que me lío a hacer cosas y me cuesta decir ya! 
  2. Sin embargo, peco de dejar para mañana lo que puedo hacer hoy 
  3. Soy muy malhablada, los tacos forman parte de mi lenguaje. Y lo sé, tengo que cambiarlo 
  4. Nunca he sido buena estudiante, por perezosa y por procrastinadora 
  5. No tengo fuerza de voluntad ni constancia para casi nada. El blog es una excepción 
  6. Soy una tiquismiquis 
  7. Acumulo material deportivo sin darle uso. Mi marido no se rinde. Yo tampoco. 
  8. Me falta valentía 
  9. Soy una diogeneras. Otra. Aunque yo me estoy curando.
  10. Hace un tiempo que noto que mi paciencia con los niños es cada vez menor; no sé si hace mella el cansancio, la edad o qué 

SECRETILLOS EN VOZ ALTA
  1. Mi sueño: tener una casa de pueblo, en un pueblo
  2. En mi mente y mis docenas de libretas he montado mil y un proyectos
  3. Quiero donar mi cuerpo a la ciencia, aunque si fallezco en condiciones de poder donar mis órganos, quiero que prevalezca esto último
  4. No plancho. Doblo la ropa nada más recogerla y la guardo o la cuelgo. Si cuando vamos a ponérnosla es necesario, muy necesario, la planchamos.
  5. Hace como dos años que empecé con los baños de color en el pelo, lo de mis canas ya era imperdonable
  6. Llevo con mi ahora marido desde días antes de cumplir los 17 años
  7. De adolescente quería ser actriz. Es increíble cómo cambiamos las personas, porque ahora hasta delante de mis mejores amigos me da una vergüenza terrible hacer cualquier chorrada
  8. Durante años mi bebida, dentro y fuera de casa, en una comida o en una discoteca, da igual, ha sido el agua con una rodajita de limón
  9. Abandoné la lectura de Los pilares de la tierra antes de llegar a mitad del libro, menudo tostónnnnn (sí, ya sé que para la mayoría ha sido el mejor libro que os habéis leído)
  10. Viajar en coche me da respeto. La carretera me da respeto. Y si encima llueve puedo acabar histérica



Miss y Míster Golosina en Facebook

martes, 16 de septiembre de 2014

Bingos viajeros para visitar Bélgica con niños

Bueno, parece que vamos recuperando la normalidad y poco a poco espero ir publicando varios posts que tengo pendientes. Uno es este, para contaros uno de los recursos que utilizamos en nuestro viaje a Bélgica para entretener a los niños y, al igual que hice con la lista de viaje, dejaros el descargable por si queréis darle uso.

Bélgica es precioso, tiene mucho para ver y claro, los adultos queríamos verlo todo, o cuanto más mejor. Pero... qué os voy a contar, yendo con niños una cosa es querer y otra poder. Y contábamos con ello, eh. De hecho aun vimos más de lo que creíamos, los niños se portaron fenomenal y los adultos abusamos, la verdad. Un par de días combinamos parque acuático con visitas cortas, pero el resto hicimos excursiones de todo un día, con sus horas de coche y sus larguísimos pateos incluidos. Han sido unos campeones tanto los de 3 años como las de 6, que tenían que caminar aun más.

Un par de días antes de salir hacia Bélgica, pensando en cómo hacer que las visitas a las distintas ciudades que queríamos conocer fueran lo más llevaderas posible para los niños, preparé bingos viajeros con imágenes de cosas típicas que ver en cada ciudad y cosas más generales. En total diseñé cuatro bingos, los que me dio tiempo, de Bruselas, Brujas, Gante y Amberes, aunque también visitamos Lovaina, Malinas y Geel. La idea me vino gracias a un post que leí hace tiempo en el blog de La gallina pintadita, aunque creo que ella lo preparó para el viaje en coche.

No sé si muchos tenéis pensado visitar Bélgica próximamente y en concreto las ciudades de las que preparé los bingos viajeros; de todas formas aquí os dejo la idea para adaptarla a los viajes que vayáis a hacer con los niños. También se me ocurre que puede hacerse para visitar, por ejemplo, un museo, poniendo algunas obras. Mis hijos de momento lo de visitar museos no es que lo adoren, pero seguro que con un bingo viajero podrían entretenerse y hasta les gustaría, además del carácter educativo que puede tener.

A la hora de "jugar" con los bingos viajeros, en lugar de tachar, nosotros lo que hacíamos era poner un gomet sobre la imagen. Lo hacíamos sobre la funda, para no andar sacando la hoja correspondiente cada vez que había que señalar. En Bélgica llueve mucho y con la funda de plástico los bingos iban más protegidos. Además así pudimos reutilizar los gomets, ya que calculé mal y, aunque llevé muchos gomets, no eran suficientes para los cuatro bingos por cada uno de los cuatro niños.

Para descargaros los bingos viajeros, sólo tenéis que pinchar en cada imagen; luego los imprimís y listo.

Viajar con niños a Amberes. Bingo viajero
Bingo viajero Amberes
  
Viajar con niños a Brujas. Bingo viajero
Bingo viajero Brujas

Viajar con niños a Bruselas. Bingo viajero
Bingo viajero Bruselas

Viajar con niños a Gante. Bingo viajero
Bingo viajero Gante

Y si no vais a visitar Bélgica, espero que al menos la idea os sirva para adaptarla a vuestros planes. Ya me contáis.



Miss y Míster Golosina en Facebook

jueves, 11 de septiembre de 2014

5 recuerdos de este verano

Ya envueltos en la casi-rutina anhelamos un verano que, si bien es cierto que aun no ha acabado, vemos cómo se nos escapa. Por mi parte, me quedo con la sensación de haberlo disfrutado y con los recuerdos que me harán más llevaderos el resto del año durante los muchos meses que aun quedan para el siguiente.

Este ha sido un verano en el que he pensado y repensado mucho sobre el blog y sobre futuros posts una vez tomada la decisión de seguir. Y por supuesto, entre esos posts tenía que figurar uno o varios sobre nuestro verano y, especialmente, sobre nuestras vacaciones. Y en esto que la gran 39 semanas tuvo la genialosa idea de hacer un post con #5RecuerdosDeEsteVerano y enlazar a todos los que quisiéramos hacer el nuestro. Y le dije que lo haría, porque es ella y porque es una forma de forzarme a escribir y sacarme de este letargo.

No están todos los que son, pero son todos los que están. Y es que si por algo destaca este verano, es por el cambio que ha dado Bruno, para bien y para no tanto. Ha espabilado mucho y se ha hecho más independiente - un pelín, tampoco creáis -, pero también más chicote, más rebelde, más desafiante; le salva que sigue siendo cariñoso y, la verdad, bastante bueno. Pero como no tengo ninguna foto potable para mostrar esto, o no me he calentado mucho el tarro - ejemmm -, no aparece en este recopilatorio.

Y ahora sí, ahí van cinco de mis momentos / recuerdos de este verano (el orden es aleatorio, como a Blogger le ha dado la gana):


a. Imagino que no somos los únicos a los que les cuesta encontrar un momento para dedicarlo exclusivamente a estar en pareja. Y además disfrutarlo de verdad. Y en algún lugar con encanto. Pues al margen de que lo hagamos alguna vez durante el resto del año - pocas, la verdad - hace años que mantenemos la costumbre de dedicarnos una noche durante nuestras vacaciones en Los Escullos, dejando a los niños con mis suegros. Y siempre vamos a los mismos sitios, a cenar a La Loma y a tomar algo al Jo. Sin duda dos de los lugares con más encanto que conozco. Y de la "nuestra noche" de este año, tengo especial buen recuerdo.

Los Escullos, Cabo de Gata, Almería


b. Nadie que no me conozca de hace mucho tiempo, pero mucho mucho, imaginaría que en mis tiempos mozos fui valiente, al menos bastante más que ahora. Así que el haberme atrevido a tirarme de una roca, que si bien no estaba a más de dos metros de distancia del agua a mí me daba vértigo asomarme para ver dónde tenía que caer, ha sido un gran logro y un reencuentro con mi yo de hace mil. No hay documento gráfico real del momento, así que mi hija ha tenido a bien dibujarlo.

Salto al agua


c. Si hay algo que me cunde en verano es la lectura, más que otra cosa, y eso que en lo que va de año he superado con creces lo que venía leyendo años atrás, desde que soy madre para ser exactos. Y lo mejor de todo es que Marcela también parece haber encontrado placer en ello; en dos sentadas se liquida un libro y toca ir a la librería a comprar otro - a ver si este invierno nos aficionamos a la biblioteca, aunque reconozco que me encanta tener libros propios -. En la imagen, los libros que nos hemos leído cada una durante este verano, aunque Marcela ha leído algunos más de los que ya teníamos en casa, pero estos molan porque ya son de mayor, de lectores, jeje. 

El placer de la lectura en verano


d. Es verdad que el verano comenzó el 21 de junio, pero nuestras vacaciones son en agosto y es entonces cuando más disfrutamos, vaya, imagino que como todos. Este agosto no hemos tenido tiempo de aburrirnos. Ni de organizarnos. Ni de reorganizar el despacho. Ni de hacer la tediosa limpieza a fondo. Ni de preparar la vuelta al cole. El poco tiempo que hemos tenido entre viaje y viaje ha sido para deshacer maletas, poner lavadoras y volver a hacer maletas. Y a pesar de lo agotador que pueda resultar en determinados momentos, porque lo es, nos encanta y lo disfrutamos.


 
e. Y quizá el recuerdo más emocionante es este, porque a pesar de ser verano y a pesar de llevar posponiendo este mismo viaje durante los últimos 4 años para poder disfrutar de los mercadillos navideños que se instalan en Bélgica en diciembre, al entrar en la tienda de Kate Wohlfahrt en Brujas pude sentir por unos instantes lo maravilloso que debe ser, la magia que seguro que se instaura durante la Navidad y las semanas previas, y la certeza de que volveré no dentro de mucho para vivirlo, un diciembre.



Si queréis ver más fotos de nuestro verano, en mi Instagram he ido publicando algunas :)


Y si no habéis llegado hasta aquí a través del post de 39 semanas, os aconsejo que corráis a él a la de ya, porque seguro os va a encantar cómo Esther cuenta sus #5RecuerdosDeEsteVerano, además de poder ver los de otras blogueras. PERO OS AGRADECERÉ QUE ANTES ME DEJÉIS UN COMENTARIO, EH! ;)



 Miss y Míster Golosina en Facebook